Información

Rellenar insectos secos

Rellenar insectos secos


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

He comenzado a mostrar algunos de mis insectos de cuerpo blando y mientras trato de rehidratar algunos de ellos que tenían el abdomen regordete, parecen haberse encogido y los cuerpos se han hundido en sí mismos. ¿Alguien sabe cómo evitar esto o qué se puede hacer para volver a engordar los cuerpos?


"De cuerpo blando" puede provenir de una serie de condiciones, pero generalmente, los insectos de cuerpo blando se mantienen en etanol. Los insectos adultos no deberían necesitar ningún tipo de tratamiento antes de ser inmovilizados. Las ninfas y los insectos inmaduros deberían estar en etanol, y sospecho que esto es lo que tienes. Sin embargo, pueden liofilizarse para obtener un efecto agradable. Una técnica que funciona para las hembras que están llenas de huevos grasos (como Orthoptera) es hacer una incisión en el lado ventral con un cuchillo exacto y raspar el contenido del abdomen. Luego rellene con algodón y cierre la incisión. Creo que probablemente tengas inmaduros, que deberían estar en etanol, pero esta técnica funcionaría si tienes cuidado.


Reforzamiento de insectos secos - Biología

Silverfish es un nombre común que se usa para referirse a muchas especies del orden Zygentoma. La Sociedad Entomológica de América designa el término pez plateado como el nombre común oficial de una sola especie, sin embargo: Lepisma saccharina Linneo. Lepisma saccharina es una plaga en entornos urbanos (DeVries y Appel 2013). Es un voraz alimentador de materiales con alto contenido de almidón, pegamento y celulosa como el papel. Lepisma saccharina es una plaga común en bibliotecas y museos donde abundan los libros de papel y las etiquetas (Marlatt 1902). También se puede encontrar al aire libre debajo de rocas, hojarasca, cuevas y nidos de hormigas (Triplehorn y Johnson 2005).

Figura 1. Un pez plateado Ctenolepisma longicaudata Escherich, una especie similar en apariencia a Lepisma saccharina Linneo. Fotografía de Lary Reeves, Universidad de Florida.

Distribución (volver al principio)

Lepisma saccharina se encuentra en todo el mundo, como otros insectos que se encuentran en los hogares (Marlatt 1902). Lepisma saccharina se encuentran con mayor frecuencia en América del Norte, Europa, China, Japón y las islas hawaianas (Morita 1926).

Descripción (volver al principio)

Los peces plateados son de color plateado o gris perla con un cuerpo cubierto de diminutas escamas relucientes (Richards y Davies 1977). Las escamas se describen a menudo como peces. Así es como se le dio el nombre común de pez plateado. Los peces plateados no tienen alas y suelen tener una longitud de 0,85 cm (0,33 pulgadas) y dos antenas largas (Marlatt 1902). El cuerpo es ancho en la cabeza y se estrecha hacia el extremo posterior donde aparecen tres apéndices largos con cerdas. Uno de estos apéndices continúa recto desde el extremo del cuerpo y los otros dos se curvan hacia la izquierda y la derecha en un ángulo de casi noventa grados (Marlatt 1902). (Figura 1). Si se pierde, el pez plateado puede regenerar los filamentos terminales y las antenas en dos a cuatro semanas (Morita 1926). Los peces plateados son nocturnos y rara vez se ven durante el día a menos que se los moleste en sus lugares de descanso (Richards y Davis 1997).

Figura 2. Un pez plateado Ctenolepisma longicaudata Escherich, una especie similar en apariencia a Lepisma saccharina Linneo. Fotografía de Lary Reeves, Universidad de Florida.

Etapas de la vida y biología (volver arriba)

Los peces plateados pertenecen a uno de los órdenes de insectos más simples y menos evolucionados, el Zygentoma. Muchos lectores recordarán que este insecto fue asignado a la orden Thysanura, que ya no se usa en la literatura. Los peces plateados tienen un ciclo de vida metabólico. Los ciclos de vida de los insectos ametabolos son únicos en el sentido de que el adulto pone huevos, y los insectos inmaduros que nacen por primera vez de los huevos se asemejan a versiones en miniatura del adulto. Los insectos metabólicos inmaduros mudan varias veces, dependiendo de la especie, hasta que alcanzan la etapa adulta y se convierten en adultos sexualmente maduros. Los adultos pueden seguir mudando a lo largo de su vida (Morita 1926). Los peces plateados inmaduros mudan de seis a siete veces hasta que alcanzan su etapa adulta y sexualmente madura. Una vez en su etapa adulta, el pez plateado no tiene un número fijo de estadios (DeVries y Appel 2013), pero se ha registrado mudando entre 25 y 66 veces a lo largo de su vida (Richards y Davies 1977). Si las condiciones para los peces plateados son óptimas, es posible que sigan mudando durante una vida útil de hasta cuatro años (Richards y Davis 1977).

El comportamiento de apareamiento del pez plateado comienza cuando el macho y la hembra se golpean con sus antenas (Walker et al. 2014). Luego, el macho hila una estructura de seda en forma de Y y deposita su espermatóforo, que contiene gametos masculinos, cerca de la estructura de seda (Walker et al. 2014). El pez plateado hembra detecta la seda hilada por el macho y toma el espermatóforo cercano en su ovipositor (Walker et al. 2014). Los huevos se ponen en nidadas de siete a doce huevos (Morita 1926). Por lo general, las hembras no pueden poner más de 30 huevos a la vez (Richards y Davis 1977). Los huevos pueden eclosionar en menos de 20 días si la temperatura es de alrededor de 32 ° C; sin embargo, el tiempo hasta la eclosión puede tomar hasta 40 días si las temperaturas son de alrededor de 22 ° C (Niño 2007). El tiempo de maduración desde el huevo hasta la edad adulta suele ser de un año (DeVries y Appel 2013). Los peces plateados son capaces de pasar largos períodos de tiempo, hasta un año entero, sin comer (DeVries y Appel 2013).

Anfitriones (volver al principio)

Los peces plateados prefieren los materiales con almidón como el papel y la madera como su principal fuente de alimento (DeVries y Appel 2014). Se ha observado que los peces plateados tienen la preferencia más fuerte por el papel glaseado, que es papel que ha sido recubierto con una capa rica en almidón para agregar características brillantes, lisas y brillantes al papel (Morita 1926). Se ha informado que los peces plateados se alimentan de azúcares, celulosa, ropa de cama, seda, algodón, verduras, cereales, carne seca, insectos muertos y otros peces plateados (DeVries y Appel 2014, Wang et al. 2006). Se ha informado que se comen el pegamento que se usa para sujetar papel tapiz, cortinas, alfombras, encuadernaciones de libros y algunos tapizados de felpa para muebles (Marlett 1902).

Encuesta y detección (volver al principio)

Los peces plateados se encuentran típicamente en ambientes de alta humedad con temperaturas entre 22-27 ° C (72-81 ° F), aunque pueden sobrevivir a una amplia gama de temperaturas (DeVries y Appel 2013, 2014). Los peces plateados generalmente se encuentran en interiores en áreas ocultas con temperatura controlada, como baños, áticos y sótanos (DeVries y Appel 2013). Los peces plateados suelen ser plagas graves en edificios comerciales con controles climáticos estrictos, como los museos, donde pueden convertirse en plagas muy problemáticas (Child 2007). Cuando se descubre o se molesta, los peces plateados se alejarán rápidamente para ocultarse, lo que los convierte en un desafío para atraparlos (Marlatt 1902).

Gestión (volver al principio)

Aceite esencial de Cryptomeria japonica (Cedro japonés) ha demostrado actuar como un método de control preventivo y repelente para los peces plateados (Wang et al. 2006). Reducir la humedad del ambiente de lepismas y rsquos puede reducir la población de lepismas en el lugar afectado. Algunos recomiendan congelar un objeto infestado de lepismas para eliminar los insectos (Wang et al. 2006).

Otras medidas físicas para frenar o prevenir las plagas de lepismas incluyen pasar la aspiradora, sellar orificios y grietas en las áreas donde se encuentran los lepismas, eliminar el agua estancada y eliminar las fuentes de papel de los ambientes fríos y húmedos. Si las infestaciones son intensas, se pueden utilizar medidas de control químico. Asegúrese de leer todas las instrucciones en las etiquetas de los pesticidas y siga las pautas de manejo físico para prevenir futuras infestaciones.

Referencias seleccionadas (volver al principio)

  • Niño RE. 2007. Daños por insectos en función del clima. Museo de Microclimas. Padfield T, Borchersen K (eds). Museo Nacional de Dinamarca págs. 57-60.
  • DeVries ZC, Appel AG. 2013. Tasas metabólicas estándar de Lepisma saccharina y Thermobia domestica: Efectos de la temperatura y la masa. Revista de fisiología de insectos 59: 638-645.
  • DeVries ZC, Appel AG. 2014. Efectos de la temperatura en la autoselección de nutrientes en el pez plateado Lepisma saccharina. Entomología fisiológica 39: 217-221.
  • Marlatt CL. 1902. El pez plateado (Lepisma saccharina Linn.). Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, División de Entomología, Circular No. 49, Segunda serie. Reimpresión del Boletín No. 4 Nueva Serie págs. 70-78.
  • Morita H. 1926. Algunas observaciones sobre el & ldquosilverfish & rdquo (Lepisma saccharina L.) (Thys.). Actas de la Sociedad Entomológica Hawaiana 2: 271-273.
  • Richards OW, Davies RG. 1977. Imms & rsquo General Textbook of Entomology 10th Edition Volume 2, Classification and Biology. Imms AD, Richards OW, Davies RG. (eds). Libro de prensa de Chapman y Hall Halsted, John Wiley & amp Sons, Nueva York, Nueva York, EE. UU. págs. 433-443.
  • Triplehorn C, Johnson NF. 2005. Orden Thysanura Silverfish. pp. 179-180 en Howe E, Feldmen E y Michel L, editores. Borror y Delong & rsquos Introducción al estudio de insectos. Brooks / Cole de Thomson Learning, Inc., Belmont, CA, EE. UU.
  • Walker AA, Church JS, Woodhead AL, Sutherland TD. 2013. La seda del pez plateado se forma por el enredo de cadenas de proteínas enrolladas al azar. Bioquímica de insectos y biología molecular 43: 572-579.
  • Wang S-Y, Lai W-C, Chu F-H, Lin C-T, Shen S-Y, Chang S-T. 2006. Aceite esencial de las hojas de Cryptomeria japonica actúa como un pez plateadoLepisma saccharina) repelente e insecticida. Sociedad Japonesa de Investigación de la Madera 52: 522-526.

Autores: Eleanor F. Phillips y Jennifer L. Gillett-Kaufman, Departamento de Entomología y Nematología, Universidad de Florida
Fotografías: Lary Reeves, Universidad de Florida
Diseño web: Don Wasik, Jane Medley
Número de publicación: EENY-705
Fecha de publicación: mayo de 2018

Una institución que ofrece igualdad de oportunidades
Editora y Coordinadora de Criaturas Destacadas: Dra. Elena Rhodes, Universidad de Florida


Reforzamiento de insectos secos - Biología

Todos los artículos publicados por MDPI están disponibles inmediatamente en todo el mundo bajo una licencia de acceso abierto. No se requiere un permiso especial para reutilizar todo o parte del artículo publicado por MDPI, incluidas las figuras y tablas. Para los artículos publicados bajo una licencia Creative Common CC BY de acceso abierto, cualquier parte del artículo puede ser reutilizada sin permiso siempre que el artículo original esté claramente citado.

Los artículos de fondo representan la investigación más avanzada con un potencial significativo de alto impacto en el campo. Los artículos de fondo se envían por invitación individual o recomendación de los editores científicos y se someten a una revisión por pares antes de su publicación.

El artículo destacado puede ser un artículo de investigación original, un estudio de investigación novedoso y sustancial que a menudo implica varias técnicas o enfoques, o un artículo de revisión completo con actualizaciones concisas y precisas sobre los últimos avances en el campo que revisan sistemáticamente los avances científicos más interesantes. literatura. Este tipo de artículo ofrece una perspectiva sobre las futuras direcciones de la investigación o sus posibles aplicaciones.

Los artículos de Editor's Choice se basan en las recomendaciones de los editores científicos de las revistas de MDPI de todo el mundo. Los editores seleccionan una pequeña cantidad de artículos publicados recientemente en la revista que creen que serán particularmente interesantes para los autores o importantes en este campo. El objetivo es proporcionar una instantánea de algunos de los trabajos más interesantes publicados en las diversas áreas de investigación de la revista.


Tecnologías de producción masiva de insectos

J.A. Cortes Ortiz,. R.L. Jullien, en Insectos como ingredientes alimentarios sostenibles, 2016

Alimentación y riego

El manejo de alimentos para cualquier tipo de granja es una parte integral del sistema general. Del mismo modo, esto también es cierto para el cultivo industrializado de insectos comestibles (Fig. 6.2). Debido a la naturaleza perecedera de algunos alimentos utilizados, especialmente para aquellos con alto contenido de agua, como los formulados a partir de productos agrícolas no comercializables, los criadores de insectos deben servir a tiempo (recogida / entrega: una o dos veces por semana) para reducir el deterioro del alimento. . Cuando los piensos se formulan a partir de material seco, como cereales usados ​​y levadura, harina de trigo, tortas secas de semillas oleaginosas, el deterioro es un problema menor, pero es importante entregar solo la cantidad de pienso necesaria y cuando sea necesario para reducir el desperdicio innecesario de pienso. , especialmente porque el alimento entregado a menudo se contamina con desechos de insectos, saliva, secreciones y / o otros contaminantes ambientales como el moho y la humedad. Es inusual cuando el alimento se puede reciclar o reutilizar después de que se entrega a los insectos cultivados, aunque este puede ser el caso en algunos sistemas bien diseñados y muy eficientes para algunas especies que requieren ambientes muy secos.

En un ejemplo (Fig. 6.2) se pueden utilizar silos torre con descargadores mecánicos, que llenan vagones mezcladores equipados con varias unidades de distribución con brazos repartidores para llegar a todos los niveles de calota, los vagones son controlados robóticamente por una computadora central que determinará la posición donde irán los brazos. Para tal sistema, un programa de computadora usa una matriz para cada posición en el caparazón que guía el vagón a la posición a la que entregará el alimento. Dado que el tipo, la cantidad, el formato y la velocidad de entrega del alimento dependen en gran medida de la especie que se cultiva y de su etapa de vida, es importante utilizar un sistema de identificación y alimentación que proporcione la dieta adecuada en la etapa adecuada en el momento adecuado. . Los datos de una versión computarizada de tales sistemas pueden complementarse con observaciones de la producción técnica utilizando sistemas de transmisión inalámbrica a través de tabletas o dispositivos similares y mediante una planificación de recursos empresariales (ERP). Estos datos no serían subjetivos, sino que se limitarían a una serie de parámetros con una escala de valores, lo que ayudaría en la toma de decisiones objetivas.

En un sistema computarizado de cría de insectos, los datos obtenidos a través de diversas sondas (temperatura, humedad, etc.), podrían ser transmitidos a una computadora, los cuales podrían ser analizados comparando los insumos, microclima, desarrollo de la población, así como el análisis de incidentes y datos históricos. Por lo tanto, un sistema PID podría tomar decisiones de forma independiente y mover lotes hacia atrás a habitaciones más cálidas, lo que aceleraría la producción de desarrollo y viceversa y recolectaría biomasa en estado fresco o estado de cambios serios, como disminución del rendimiento o aparición de enfermedades.

En general, una de las mejores ventajas de producir especies de insectos es que tienen menores necesidades de agua en comparación con el ganado vertebrado. Para algunas especies, el agua se puede proporcionar fácilmente directamente en su alimento a través de verduras y frutas frescas. Otros requieren una pequeña cantidad de agua proporcionada independientemente del alimento (si su alimento en sí es un alimento seco). Para aquellos que necesitan agua para beber por separado de su comida, se debe instalar un sistema de agua a baja presión para proporcionar la cantidad de agua requerida para cada contenedor de cría y, en la mayoría de los casos, no mucho más de la necesaria para que los insectos no se ahoguen. En este caso, el agua no experimenta un crecimiento microbiano excesivo o contaminación por desechos de insectos o no inunda el hábitat de los insectos.


La razón científica por la que el cedro mantiene a las polillas alejadas de la ropa vieja

Los nuevos y feos suéteres navideños son ahora una industria multimillonaria, pero los más horribles entre ellos siguen siendo los antiguos que han sobrevivido décadas de almacenamiento en armarios y áticos polvorientos y llenos de polillas. Si su suéter ha sobrevivido a los años sin ser masticado, es probable que haya estado almacenado junto con madera de cedro, que es responsable de su olor amaderado, ligeramente parecido al alcanfor. Ese olor, le dirán los científicos, es el aroma de uno de los pesticidas más fragantes de la naturaleza.

Ya en la época de los antiguos griegos, los humanos sabían que la madera de cedro mantenía alejados a los insectos. En el Ilíada, por ejemplo, Homero se refiere a un cofre revestido de cedro en el que se guardan los tesoros presuntamente que provocan polillas de Príamo. Los seres humanos continuaron construyendo cofres con cedro, pero no fue hasta las décadas de 1920 y 1930 cuando los científicos comenzaron a comprender qué es exactamente lo que hace el cedro y cómo lo hace.

Ahora sabemos que el poder repelente de insectos del cedro reside en el aceite que infunde su madera. El aceite de ciertas variedades de cedro verdadero, como el de Cedrus atlantica, que recubre las paredes de las tiendas de alfombras turcas, repele que las polillas de la ropa pongan sus huevos en lana y otras telas.

El aceite en Cedrus atlantica está compuesto por un grupo de sustancias químicas llamadas hidrocarburos sesquiterpénicos, que emiten un aroma persistente a "madera sucia, resinosa y urinaria", según un informe químico de 2002 en Tiempos de aromaterapia. Estos compuestos, que constituyen el 70 por ciento de Cedrus atlantica aceite y están presentes en el aceite de otras especies de cedro, son probablemente responsables de la mayor parte de la disuasión de polillas.

Son las larvas de las polillas, no los adultos, las verdaderas culpables. Las polillas adultas no se alimentan de tela, pero ponen sus huevos allí, y cuando esos huevos eclosionan, las larvas recién nacidas muerden suéteres viejos como galletas navideñas. Los padres emprendedores se sienten particularmente atraídos por las áreas oscuras y tranquilas (odian la luz), por lo que a menudo se encuentran en áticos y armarios, entre las esquinas de la ropa doblada.

Sin embargo, el aceite solo es eficaz mientras dure su aroma, que no es tanto tiempo.

Su efecto repelente de polillas depende de la especie de cedro y de la frescura de la madera, pero como todos los aceites, el aceite de madera de cedro es volátil - lo que significa que se evapora y su aroma se disipa con el tiempo. Si su concentración disminuye lo suficiente, las polillas pueden regresar. Dado que el cedro para repeler las polillas generalmente se vende en forma de bloques, bolas, perchas de cedro o cofres de cedro, la única forma de mantener el aroma de cedro en concentraciones lo suficientemente altas es comprar Nuevos productos para cofres y armarios revestidos de cedro, lijar la madera puede revivir su potencia, pero solo hasta cierto punto.

Los aceites de madera de cedro, que se destilan del aserrín, son una apuesta renovable más fácilmente. En su mayor parte, el aceite comercial de madera de cedro en realidad no proviene de cierto cedro pero árboles con aroma a cedro como el cedro rojo del este (Juniperus virginiana), que produce un aceite que repele las polillas de manera similar (aunque algunos han señalado que no tiene la misma composición química que los cedros verdaderos).

Las bolas de naftalina, la alternativa química sintética al aceite de cedro, son efectivas, pero en gran parte porque son pesticidas puros y pueden ser peligrosas para cualquier cosa (polilla, mascota o humano) que las inhale en concentraciones suficientemente altas. Son prácticamente naftaleno puro o paradiclorobenceno, que son potentes insecticidas a los que no vale la pena exponerse, ni siquiera por el bien de un querido suéter viejo.

Si las polillas realmente son un problema lo suficientemente grande para usted, probablemente sea mejor hacer el trabajo de campo adicional y mantener sus armarios y áticos libres de polillas aspirando regularmente el polvo y el cabello que también las atrae. Dicho esto, se podría argumentar que un feo suéter festivo solo se vuelve más atroz con los lamentables restos de un festín de larvas de insectos.


Un inventario de todo el genoma de GPCR de neurohormonas en el escarabajo rojo de la harina Tribolium castaneum

Las neurohormonas de insectos (aminas biogénicas, neuropéptidos y hormonas proteicas) y sus receptores acoplados a proteína G (GPCR) desempeñan un papel central en el control del comportamiento, la reproducción, el desarrollo, la alimentación y muchos otros procesos fisiológicos. La reciente finalización de varios proyectos de genoma de insectos nos ha permitido obtener un inventario completo de GPCR de neurohormonas en estos insectos y, mediante un enfoque de genómica comparativa, analizar la evolución de estas proteínas. El escarabajo rojo de la harina Tribolium castaneum es la última incorporación a la lista de insectos con un genoma secuenciado y el primer coleóptero (escarabajo) en ser secuenciado. Los coleópteros son el orden de insectos más grande y aproximadamente el 30% de todas las especies animales que viven en la tierra son coleópteros. Algunos coleópteros son plagas agrícolas graves, lo que también es cierto para T. castaneum, una plaga mundial para el grano almacenado y otros productos secos para el consumo humano. Además, T. castaneum es un modelo para el desarrollo de insectos. Aquí, hemos investigado la presencia de neurohormonas GPCR en Tribolium y las hemos comparado con las de la mosca de la fruta Drosophila melanogaster (Diptera) y la abeja melífera Apis mellifera (Hymenoptera). Encontramos 20 GPCR de amina biogénica en Tribolium (21 en Drosophila 19 en la abeja melífera), 48 neuropéptidos GPCR (45 en Drosophila 35 en la abeja melífera) y 4 hormonas proteicas GPCR (4 en Drosophila 2 en la abeja melífera). Además, identificamos los ligandos probables para 45 de estos 72 GPCR de Tribolium. Un hallazgo muy interesante en Tribolium fue la aparición de un GPCR de vasopresina y un péptido de vasopresina. Hasta ahora, la pareja vasopresina / GPCR no se ha detectado en ningún otro insecto con un genoma secuenciado (D. melanogaster y otras seis especies de Drosophila, Anopheles gambiae, Aedes aegypti, Bombyx mori y A. mellifera). Tribolium vive en ambientes muy secos. La vasopresina en los mamíferos es la principal neurohormona que dirige la reabsorción de agua en los riñones. Su presencia en Tribolium, por lo tanto, podría estar relacionada con la necesidad del animal de controlar eficazmente la reabsorción de agua. Otras diferencias notables entre Tribolium y los otros dos insectos son la ausencia de las parejas neuropéptido / receptor alatostatina-A, cinina y corazonina y las duplicaciones de otros sistemas hormonales. Nuestro estudio de 340 millones de años de evolución de GPCR de neurohormonas de insectos muestra que las parejas de neuropéptidos / receptores pueden duplicarse o desaparecer fácilmente durante la evolución de los insectos. También muestra que Drosophila no es un buen representante de todos los insectos, porque varios de los sistemas hormonales que ahora encontramos en Tribolium no existen en Drosophila.


Cuando los arroyos se secan

Un sicomoro caddisfly en la orilla de un arroyo en Arizona. Esta especie puede volar, pero no muy lejos. Los investigadores han descubierto que estos insectos han desaparecido de los arroyos que se secaron por completo durante años de sequía severa. En la parte superior: el investigador Michael Bogan toma notas de sus observaciones mientras estudia un arroyo seco en el desierto de Sonora en el norte de México en marzo de 2011 (Foto: Fotos de Michael T. Bogan y Kate Boersma)

En los arroyos del suroeste, las chinches de agua que nadan en piscinas rocosas y se deslizan por la superficie de los pozos de agua llenan un nicho biológico importante y sirven como presa para aves y otros animales. Pero los investigadores han descubierto que cuando los arroyos se secan durante años de sequía extrema, algunos de esos insectos acuáticos desaparecen abruptamente.

Científicos de UC Berkeley y Oregon State University pasaron una década estudiando alrededor de 30 arroyos en Madrean Sky Islands, un paisaje árido de cañones, acantilados y bosques montañosos en el sur de Arizona y el norte de México. Su estudio de 2003 a 2013 se superpuso con años de sequía severa de 1999 a 2005, y durante ese tiempo tres de los arroyos se secaron por completo por primera vez en la historia registrada.

Los arroyos alimentados por manantiales generalmente se reducirían a una colección de piscinas poco profundas en los meses de verano, y varios tipos de insectos acuáticos pueden sobrevivir a esos períodos secos. Pero los investigadores encontraron que cuando los arroyos se secaron, algunos tipos de insectos desaparecieron. Incluso cuando las lluvias regresaron y trajeron corrientes que fluían, insectos como el insecto de agua gigante, la mosca del sicomoro y el zancudo de anchos hombros no regresaron a esos cañones.

"Estamos perdiendo estas especies que juegan un papel realmente importante en el mantenimiento de un buen hábitat para otras especies", dijo Michael Bogan, ecólogo e investigador postdoctoral en UC Berkeley, coautor del estudio. "Nuestra investigación sugiere que estos eventos de secado sin precedentes probablemente causarán la desaparición de poblaciones locales de especies ecológicamente importantes como la chinche de agua gigante y la mosca caddis del sicomoro".

El estudio, que fue publicado en línea por la revista Freshwater Biology en diciembre, documenta cómo las sequías severas pueden causar interrupciones duraderas en las comunidades de insectos que dependen de los arroyos. La investigación sugiere que es probable que se estén produciendo cambios similares en lugares del suroeste, incluidos los arroyos de California. El estudio también proporciona ejemplos de los tipos de mortandad de animales acuáticos que podrían volverse más frecuentes debido al calentamiento global, que los científicos del clima esperan que intensifique las sequías futuras.

Cameron Barrows, un ecólogo investigador asociado del Centro de Biología de la Conservación de UC Riverside, calificó los hallazgos como importantes.

Barrows completó recientemente un estudio diferente para la Oficina de Administración de Tierras en el que él y su colega investigador Geoffrey McGinnis descubrieron que muchos manantiales y pozos de agua se han secado en las montañas de Santa Rosa. Barrows dijo que si bien el bombeo de agua subterránea para las pequeñas comunidades de montaña podría ser un factor contribuyente, es probable que el cambio climático juegue un papel importante porque ha habido menos nieve acumulada en las montañas de Santa Rosa en las últimas décadas a medida que las temperaturas promedio han aumentado.

"El paralelo es que están viendo humedales, arroyos, áreas de riego que se están secando, y eso es exactamente lo que estamos viendo aquí", dijo Barrows. "Lo que han hecho que nosotros no hemos hecho es que están cuantificando el efecto en al menos un grupo de animales, los insectos, y están obteniendo resultados muy interesantes que indican que el efecto de esta sequía en curso es un pérdida de riqueza de especies ".

Barrows dijo que los hallazgos encajan con "lo que se ha predicho a medida que el cambio climático comienza a generalizarse".

Raphael Mazor, un científico senior del Proyecto de Investigación del Agua Costera del Sur de California que no participó en ninguno de los estudios, dijo que la investigación de Bogan mostró que cuando una sequía severa seca un arroyo, "realmente puede causar cambios duraderos en los tipos de insectos. que encuentras allí ".

Bogan llevó a cabo el estudio con sus colegas investigadores Kate Boersma y David Lytle de la Universidad Estatal de Oregon. El propósito original, dijo Bogan, era simplemente estudiar varios arroyos en la remota región de Madrean Sky Islands. Hizo repetidos viajes de investigación a esos arroyos en Arizona y el norte de México, generalmente yendo dos o tres veces al año.

Un insecto de agua gigante consume su presa escarabajo en un arroyo perenne del desierto en Arizona. (Foto: Cortesía de Michael T.Bogan)

La región alberga una extraordinaria variedad de animales, incluidos jaguares y ocelotes. Los coatíes, que están relacionados con los mapaches pero tienen hocicos más largos, buscan comida a lo largo de los arroyos.

Los insectos acuáticos gigantes que estudió Bogan pueden crecer hasta 2 pulgadas de largo, lo suficientemente grandes como para comer ranas pequeñas. Al igual que otros insectos en los arroyos, las chinches de agua son presas de aves, mapaches y otros animales. Cuando esos insectos mueren, desaparece una fuente de alimento para los animales más grandes.

Bogan descubrió que no todos los insectos desaparecían cuando los arroyos se secaban. De hecho, algunos tipos se recuperaron rápidamente después de que regresó el agua. Esas especies más resistentes incluían libélulas y zancudos de agua comunes.

También encontró resultados diferentes en arroyos con un historial de secado intermitente. En esos lugares, las especies de insectos se adaptaron para sobrevivir a los períodos secos. Por ejemplo, la mosca de la piedra del desierto puede sobrevivir en un lecho seco durante años, se acurruca y entra en una especie de etapa de "animación suspendida" en la que no se mueve ni se alimenta hasta que el agua regresa.

Sin embargo, en los arroyos que no se habían secado previamente, Bogan notó cambios duraderos.

"Ahí es cuando estas criaturas ecológicamente importantes como el insecto de agua gigante y la mosca caddis se extinguen localmente", dijo. De los tres tipos de insectos que desaparecieron, solo el sicomoro caddisfly es capaz de volar, y solo en distancias cortas.

Han pasado nueve años desde que esos insectos desaparecieron de los lechos secos de los arroyos y aún no han regresado.

En algunas áreas, el bombeo de pozos puede reducir el nivel freático y afectar la cantidad de agua que fluye en los arroyos. Pero los arroyos que se secaron en Madrean Sky Islands están ubicados a muchas millas de los pueblos más cercanos, y Bogan dijo que la sequía fue claramente la causa, no el bombeo de agua subterránea.

Desde 2000, años de sequía extrema han dejado menos agua fluyendo en arroyos y ríos en muchas partes del suroeste. Los científicos no están seguros de hasta qué punto el cambio climático está influyendo en el ciclo natural de sequías en Occidente, pero dicen que está claro que las temperaturas más altas empeoran las sequías, lo que significa que los períodos secos futuros probablemente se volverán más intensos, más frecuentes y más duraderos.

A medida que el clima continúa volviéndose más cálido, Bogan dijo que espera que los insectos sensibles a la sequía, como el insecto de agua gigante, eventualmente se extingan.

"La pérdida de estos raros oasis de agua en el desierto, y la rica diversidad de especies que sustentan, también afectará a todas las demás especies que dependen de estos hábitats, como murciélagos, aves y mamíferos", dijo.

El investigador Michael Bogan toma notas de sus observaciones mientras estudia un arroyo seco en el desierto de Sonora en el norte de México en marzo de 2011. (Foto: Foto de Kate Boersma)

Esa amenaza de extinciones inminentes y ecosistemas degradados apunta a una necesidad urgente de más investigación, dijo Bogan, para documentar los cambios que están ocurriendo en los arroyos.

Con los manantiales menguando y secándose en muchas áreas, dijo, es importante que los científicos realicen más estudios para establecer una línea de base y cuantificar lo que se está perdiendo.

"Es posible que estemos perdiendo especies antes de que la ciencia las conozca", dijo Bogan. Señaló que una nueva especie de caracol primaveral en Chihuahua, México, fue descrita en una revista científica en 2011 después de que se secó su único hábitat primaveral conocido.

Cuando Bogan visitó los oasis de palmeras en Sonora, México, él y sus colegas encontraron varias especies nuevas de ácaros y escarabajos aislados en esos pequeños manantiales.

"Es posible que las especies se estén extinguiendo en todo el desierto a medida que los manantiales se secan, y que ni siquiera sepamos que se están extinguiendo", dijo Bogan.

Con pocos científicos observando directamente esos cambios, dijo, se destaca una pregunta: "¿Qué otras especies podrían estar desapareciendo que no conocemos?"


Insectos de productos almacenados y agentes de control biológico

Reproducido con permiso de los autores de Stored Product Management, Capítulo 13 Insectos de productos almacenados y agentes de control biológico. Publicación E-912, Servicio de Extensión Cooperativa de Oklahoma, Universidad Estatal de Oklahoma, Stillwater, OK 74078

El grano almacenado está sujeto a la infestación de insectos y al deterioro por hongos y bacterias. Las altas temperaturas y la humedad del grano, junto con el atraque y los granos rotos, proporcionan condiciones que aceleran el desarrollo de moho e insectos. Muchos insectos de granos son buenos voladores y se trasladan al grano recién almacenado desde los campos y desde los contenedores de granos infestados. Los insectos pueden alcanzar un gran tamaño de población en contenedores de granos no controlados, en subsuelos o conductos de aireación en contenedores, en equipos utilizados para mover granos o en granos de basura desechados. Estas áreas deben mantenerse libres de insectos para reducir la migración al grano recién cosechado.

Los insectos del grano se mueven dentro de la masa del grano a una velocidad determinada por la temperatura del grano y. Durante el verano y el otoño, las infestaciones de insectos suelen estar en la superficie del grano. En climas fríos, los insectos se congregan en el centro y en las porciones inferiores del grano y pueden escapar a la detección hasta que se alcanza una gran cantidad de población.

El rango de humedad de grano más favorable para los insectos de grano almacenados es del 12 al 18 por ciento. En muchos casos, la infestación de insectos amplifica los problemas de moho en el grano al exponer a los mohos las superficies de endospermo que de otro modo estarían ocultas, transportando esporas de moho a nuevas áreas en el grano y fomentando la germinación de moho en microhábitats humedecidos por la actividad metabólica de los insectos. De hecho, la actividad metabólica de los insectos y el moho puede elevar la temperatura del grano a 110 ° F (43 ° C).

Es importante controlar el tamaño de la población de insectos antes de que el grano resulte irrevocablemente dañado por la perforación, la alimentación y la germinación del moho de los insectos. El grano debe inspeccionarse cada 21 días cuando la temperatura del grano exceda los 60 ° F (15 ° C). Las trampas de caída de plástico deben revisarse para las especies y el número de insectos, y deben monitorearse las temperaturas de los granos. Se debe registrar el número de insectos que se encuentran en una trampa y construir gráficos para que los cambios en el tamaño de la población se puedan notar fácilmente. Un número creciente de insectos indica que es necesario cambiar las tácticas de manejo para evitar niveles de infestación que dañen el grano. Además, el grano se puede inspeccionar tamizando o tamizando y buscando en los tamices en busca de insectos, examinando los granos en busca de daños, revisando el grano en busca de correas e investigando los olores.

Algunos insectos dañan el grano al desarrollarse dentro de los granos (huevo, larvas, pupas), alimentándose del endospermo interno y produciendo agujeros en el grano a través de los cuales existen los insectos adultos. El ciclo se repite cuando la hembra pone huevos dentro de los granos. El gorgojo del laberinto, el gorgojo del arroz, el gorgojo del granero, el barrenador del grano y la polilla Angoumois se desarrollan dentro de los granos. Otras especies de insectos no se desarrollan dentro de los granos, aunque pueden esconderse dentro del grano agrietado, lo que dificulta la detección.

Especies como el escarabajo de grano plano, el escarabajo de grano oxidado y el escarabajo de grano extraño se alimentan principalmente de moho. Other species such as the sawtoothed grain beetle, the red and confused flour beetles, the Indianmeal moth, and the larger black flour beetle feed on damaged grain or fines. Pest species vary in different parts of the U.S., although all stored grain insects are capable of decreasing grain quality.

Insects damage grain by boring into the kernels and reducing grain quality through weight, nutritional, or quality loss spreading and encouraging mold germination adding to the fatty acid content of the grain and leaving quantities of uric acid that cause grain rancidity. Insects also create fines and broken kernels when feeding that reduce air flow through grain and prevent proper aeration when fans are used. In addition, the presence of insects in a grain sample can cause cash discounts for the grain.

Two insects of any kind in 1,000g of wheat, rye, or triticale cause the grain to be graded as U.S. Sample grade, the lowest possible grade. In corn, soybeans, and sorghum, the tolerances for insect infestation are different. Grain may be designated as Sample grade if two weevils, one weevil and five other live insect harmful to stored grain (OLI), or 10 OLls are found in 1,000g of corn or sorghum. Insect tolerances in finished commodities such as flour or cornmeal are stricter.

It is important to distinguish between species of stored-grain pests since the insects have different damage potentials, biologies, growing temperatures, moisture requirements, and reproductive potentials. Insect species create different types of damage and have different activity periods.

The following colored drawings are part of the USDA Federal Grain Inspection Service (FGIS) Interpretative Line Slide Series for insects. Both the slides and caption cards are available through Seedburo Equipment Co., Chicago, Illinois. There are three categories in which an insect can be placed according to the FGIS insect tolerances for a grain: LW is a weevil or borer OLI is an insect injurious to stored grain and NOLI indicates that the insect is not counted toward the tolerance.

These pictures and caption cards provide a way of identifying the insect pests and include a description of their basic biology. Identifying insect pests is the first step in understanding and controlling insect problems in grain bins and commodity storage warehouses. Insect traps are useful in either grain storage bins or commodity storage warehouses for collecting insects for proper identification. A knowledge of insect biology and appropriate control strategies is necessary for Integrated Pest Management programs in both grain bins and commodity storage warehouses.

In the 1990s, policies were amended by FGIS to permit greater inclusion of Integrated Pest Management tactics in the grain inspection and marketing system.

Previously, insects found in traps were considered filth and could be used by regulatory agencies as indicators of unsanitary conditions during routine sanitary examinations. This precluded the use of insect traps in bulk commodities and warehouses. However, insect traps are an important part of IPM for monitoring species presence and numbers. In 1990 the FDA in a written statement to FGIS, acknowledges that insect traps could be used without concern as part of a preventative pest management program. Insects found in traps in a condition sanitary exam would not be used as part of a negative sanitation assessment as long as the traps were not neglected and became a source of infestation. Insect sampling devices such as plastic pitfall traps used in bulk products and insect food/pheromone traps used in food warehouses permit the monitoring of the product for changes in insect population size and species.

In 1991, diatomaceous earth was approved for insect control in bulk grain. Diatomaceous earth kills insects with its abrasive qualities and does not leave unacceptable pesticide residues as do some contact insecticides. Diatomaceous earth is now acceptable as an additive to grain as long as its presence is written on the label of the submitted sample. If diatomaceous earth is identified as an unknown foreign substance in an inspection, the grain can be labeled as sample grade, the lowest designation. Consequently, it is advisable to identify the diatomaceous earth when the grain is submitted for grading.

Another development in policy for integrated pest management in grain in 1991 was the exemption from tolerance by the EPA of predatory and parasitic insects used as biological control agents in grain. Only certain species of hymenopterous parasitoids and predators are included in the EPA ruling, but difficulty in identifying the insects to species in the field may result in a broader acceptance of predatory and parasitic as long as the insects are used for biological control. Some of these biological control agents are represented in the FGIS Interpretative Line Slides for Insects.


Tierra de diatomeas

Diatomaceous earth is made from the fossilized remains of tiny, aquatic organisms called diatoms. Their skeletons are made of a natural substance called silica. Over a long period of time, diatoms accumulated in the sediment of rivers, streams, lakes, and oceans. Today, silica deposits are mined from these areas.

Silica is very common in nature and makes up 26% of the earth's crust by weight. Various forms of silica include sand, emerald, quartz, feldspar, mica, clay, asbestos, and glass. Silicon, a component of silica, does not exist naturally in its pure form. It usually reacts with oxygen and water to form silicon dioxide. Silicon dioxide has two naturally occurring forms: crystalline and amorphous. Most diatomaceous earth is made of amorphous silicon dioxide. However, it can contain very low levels of crystalline silicon dioxide. The first pesticide products containing silicon dioxide (diatomaceous earth) were registered in 1960 to kill insects and mites.

What are some products that contain diatomaceous earth?

Products containing diatomaceous earth are most commonly dusts. Other formulations include wettable powders and pressurized liquids. Currently, there are over 150 products registered for use inside and outside of buildings, farms, gardens, and pet kennels. Some products can also be used directly on dogs and cats. Diatomaceous earth products are registered for use against bed bugs, cockroaches, crickets, fleas, ticks, spiders, and many other pests.

There are thousands of non-pesticide products that contain diatomaceous earth. These include skin care products, toothpastes, foods, beverages, medicines, rubbers, paints, and water filters. The Food & Drug Administration lists diatomaceous earth as "Generally Recognized as Safe". "Food grade" diatomaceous earth products are purified. They may be used as anticaking materials in feed, or as clarifiers for wine and beer.

Always follow label instructions and take steps to minimize exposure. Si ocurre alguna exposición, asegúrese de seguir cuidadosamente las instrucciones de Primeros auxilios en la etiqueta del producto. Para obtener consejos de tratamiento adicionales, comuníquese con el Centro de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222. Si desea hablar sobre un problema de pesticidas, llame al 1-800-858-7378.

How does diatomaceous earth work?

Diatomaceous earth is not poisonous it does not have to be eaten in order to be effective. Diatomaceous earth causes insects to dry out and die by absorbing the oils and fats from the cuticle of the insect's exoskeleton. Its sharp edges are abrasive, speeding up the process. It remains effective as long as it is kept dry and undisturbed.

How might I be exposed to diatomaceous earth?

People can be exposed to diatomaceous earth if they breathe in the dust, eat it, get it on their skin, or get it in their eyes. For example, when applying the dust or when entering a treated area before the dust has settled. Exposures can also occur if products are accessible to children or pets. Exposure can be limited by reading and following label directions.

What are some signs and symptoms from a brief exposure to diatomaceous earth?

If breathed in, diatomaceous earth can irritate the nose and nasal passages. If an extremely large amount is inhaled, people may cough and have shortness of breath. On skin, it can cause irritation and dryness. Diatomaceous earth may also irritate the eyes, due to its abrasive nature. Any dust, including silica, can be irritating to the eyes.

What happens to diatomaceous earth when it enters the body?

When diatomaceous earth is eaten, very little is absorbed into the body. The remaining portion is rapidly excreted. Small amounts of silica are normally present in all body tissues, and it is normal to find silicon dioxide in urine. In one study, people ate a few grams of diatomaceous earth. The amount of silicon dioxide in their urine was unchanged.

After inhalation of amorphous diatomaceous earth, it is rapidly eliminated from lung tissue. Sin embargo, crystalline diatomaceous earth is much smaller, and it may accumulate in lung tissue and lymph nodes. Very low levels of crystalline diatomaceous earth may be found in pesticide products.

Is diatomaceous earth likely to contribute to the development of cancer?

When mice were forced to breathe diatomaceous earth for one hour each day for a year, there was an increase in lung cancers. When rats were fed silica at a high dose for two years, there was no increase in cancer development.

Most diatomaceous earth is made of amorphous silicon dioxide. However, it can contain very low levels of crystalline silicon dioxide. Amorphous diatomaceous earth has not been associated with any cancers in people.

Has anyone studied non-cancer effects from long-term exposure to diatomaceous earth?

In a rabbit study, researchers found no health effects after applying diatomaceous earth to the rabbits' skin five times per week for three weeks. In a rat study, researchers fed rats high doses of diatomaceous earth for six months. They found no reproductive or developmental effects. In another rat study, the only effect was more rapid weight gain. That study involved 90 days of feeding rats with a diet made of 5% diatomaceous earth.

When guinea pigs were forced to breathe air containing diatomaceous earth for 2 years, there was slightly more connective tissue in their lungs. When researchers checked before the 2-year mark, no effects were found.

A very small amount of crystalline diatomaceous earth may be found in pesticide products. Long-term inhalation of the crystalline form is associated with silicosis, chronic bronchitis, and other respiratory problems. The bulk of diatomaceous earth is amorphous, not crystalline. los amorphous form is only associated with mild, reversible lung inflammation.

Are children more sensitive to diatomaceous earth than adults?

Los niños pueden ser especialmente sensibles a los pesticidas en comparación con los adultos. However, there are currently no data to conclude that children have an increased sensitivity specifically to diatomaceous earth.

What happens to diatomaceous earth in the environment?

Silicon is a major component of diatomaceous earth. It is the second most abundant element in soils. It's a common component of rocks, sands, and clays. It is also abundant in plants and plays a role in their growth and development. Due to its chemical makeup, diatomaceous earth is not degraded by microbes or by sunlight. Also, it does not emit vapors or dissolve well in water.

The ocean contains vast amounts of diatomaceous earth. Many marine organisms use it to build their skeletons.

Can diatomaceous earth affect birds, fish, or other wildlife?

Diatomaceous earth is practically non-toxic to fish and aquatic invertebrates. It is commonly encountered by birds and other wildlife, and it's not known to be harmful. However, no toxicity evaluations for wildlife were found. Agencies have stated that diatomaceous earth is unlikely to affect birds, fish, or other wildlife in a harmful way.

Diatomaceous earth is made of silicon dioxide. When chickens were fed a diet that contained less silicon dioxide than normal, their bone formation was harmed. This suggests that silicon dioxide plays an important role in bone formation.


BugInfo Benefits of Insects to Humans

These bees are European honey bees.

Polinización.The value of pollination of plants by insects is nearly incalculable. Honeybees are clearly among the most important of pollinators, and their efforts result in an estimated 80 percent of all pollination in the United States. Pollination by Honeybees in the U.S. favorably affects some $20 billion dollars in crops per year, including fruits, vegetables, and many nuts.

Alimentos.Honey is certainly high on the list of products made by insects that may be consumed by humans. Some insects are eaten as novelties in the United States, but some other societies use beetle grubs and other insects commonly as food.

Silk.The recognition of silk as a valuable product dates back to China, arguably in the year 2640 B.C. Presently, China annually produces some 30,000 tons of raw silk, which accounts for 80 percent of the world's supply. Most silk is produced from the cocoons of the Silkworm, Bombyx mori.

Natural and biological control.The balance of nature depends on the activities of parasites and predators, the majority of which are species of insects. Researchers use this concept in biological control, and have been dramatically successful in many programs.

Aesthetics.Insects are well known in various areas of arts and as pleasant to the senses. Butterflies are certainly one of the most appealing creatures in nature, with colors and patterns that are enjoyed by humans most of the year. Insects have been used by many societies throughout history, and have not been limited to colorful and/or large butterflies and beetles. Native Americans in the United States used parts of insects in a manner similar to feathers in their crafts. Brightly colored wing covers of certain beetles are used for earrings by Jivaro Indians of Ecuador. The Egyptians chose a scarab beetle as a symbol of their sun God. Bees were depicted on ancient Greek coins. Most branches of art have exhibited insects in some form, including a great selection of worldwide postage stamps.

Productos (examples).

  • Lac. This is a product from Lac Scale insects, Lacciferlacca, and most of it is produced in India, from where the world receives some 40 million pounds annually. Lac is an important ingredient of many items, including floor polishes, shoe polishes, insulators, various sealants, printing inks, and varnish.
  • Beeswax. Britain alone imports 1 million pounds of beeswax, which can be used as a base for ointments, polishes, and candle making. Forty percent of all beeswax is used in cosmetic manufacture for lotions, creams, and lipsticks.
  • Dyes. Many species of scale insects provide dyes that are used in many products, including cosmetics and for coloring cakes, medicines and beverages. Cochineal is a bright red pigment that is gained from the bodies of a scale insect, Coccus cacti, which lives on cactus plants. Certain synthetic colors were competitors during the first decade of the twentieth century, but then were found to be carcinogenic. Thus the natural dyes from insects again flourished. Tannin is a dye that is gained from insect galls and is used in the tanning of hides and in the production of permanent durable inks. There are other galls that produce dyes.

Genética.Fruit flies have long been used in genetic studies, and are practical for such studies due to their short lifespan (about 10 days).

Dermestids for cleaning skeletons.Carpet beetles are small insects that will feed on almost anything organic, including cereals, carpets, and dried insects in collections. Museum technicians take advantage of this fact, and utilize established colonies of dermestids to clean skeletons of mammals.

Referencias seleccionadas:

Akre, R. D., Hansen, L. D. & Zack, R. S. 1991. "Insect jewelry." American Entomologist, Volume 37, number 2.

Cherry, R. H. 1985. "Insects as sacred symbols in ancient Egypt." Bulletin of the Entomological Society of America, Volume 31, no. 2.

Slosson, A. T. 1916. "Entomology in literature." Bulletin of the Brooklyn Entomological Society, Volume 11, number 3.


DISCUSIÓN

The mechanics of the proximal joints of the hind legs determine two key features that enable powerful and rapid jumping movements of Issus to be generated. First, mechanical interactions between the hind legs when initially moving from their cocked positions provide a simple and reliable mechanism that ensures the power from both legs is delivered at the same time. Second, to meet the requirement of both power and rapidity of the jumping movement, which could not be met by direct contraction of the muscles, energy is stored in advance. Bow-shaped parts of the internal thoracic skeleton, that are composites of stiff chitinous cuticle and rubbery resilin-like protein, are bent by the slow contractions of large muscles and the energy they store is then delivered quickly to power jumping.

Sequence of events controlling jumping

The production of a jump involves a sequence of interactions between the mechanical arrangements of the hind legs and the motor commands sent to their muscles.


Ver el vídeo: TÉCNICAS DE COLECTA Y PRESERVACIÓN DE INSECTOS (Febrero 2023).